COMPOSTAJE BOKASHI ¿CÓMO FUNCIONA?

Nuestras composteras weComp utilizan un proceso conocido como Compostaje Bokashi. El compostaje Bokashi es un método desarrollado en Japón que no utiliza lombrices, sino que microorganismos probióticos para fermentar anaeróbicamente (sin aire) materia orgánica en un ambiente ácido, por lo que puede ser asimilado rápidamente en la tierra. Pese a no ser un proceso de compostaje en el sentido tradicional de la palabra, el método Bokashi es una alternativa eficiente para reciclar la materia orgánica. Acá te contamos algunos beneficios:

✓ Puedes compostar todo tipo de alimentos preparados, como quesos o
masas, incluso carne.
✓ Cuatro veces más rápido que con métodos convencionales.
✓ No tienes que preocuparte del manejo intensivo de tu pila: no tienes que
voltearla o airearla frecuentemente.
✓ Puedes compostar donde quieras, ya que no se producen olores
putrefactos, ni atraerás roedores o insectos.
✓ No tienes que preocuparte por mezclar cafés o verdes (razón
Carbono/Nitrógeno) en una proporción específica.
✓ Menor producción de gases de efecto invernadero que con métodos
tradicionales.

CONOCE TU COMPOSTERA

PASOS PARA EL COMPOSTAJE

Paso 1: Prepara tu compostera

Si es tu primer uso, sólo deberás instalar la válvula de despiche en el frente de la compostera. Si ya usaste la compostera, procura limpiar su interior y la base perforada con un paño humedo. Finalmente seca el exceso de agua. ¡Ya estás listo para comenzar el proceso!

Paso 2: Comencemos el proceso

Para evitar que se obstruyan los orificios de la base perforada te recomendamos que coloques una hoja de papel sobre la base. Luego, agrega uno o dos puñados de Activador de Compostaje Bokashi sobre el papel, tratando de cubrir todo el papel.

Paso 3: Añade los restos de comida

Agrega tus restos de comida, y sobre ella añade uno o dos puñados de Activador de Compostaje Bokashi. Si agregas carne deberás añadir más Bokashi del habitual. Luego cierra la tapa de la compostera. Recuerda que como el proceso es anaeróbico (sin aire), deberás mantener la compostera cerrada el mayor tiempo posible. Te recomendamos que juntes tus restos de comida, y lo agregues como máximo una vez al día. (Tip: Refrigera tus restos de comida)

Paso 4: Repite el ciclo

Continúa agregando restos de comida y sobre ella añade más Bokashi. Capa tras capa irás formando una especie de torta, hasta llenar completamente la compostera. A medida que las capas inferiores comiencen a fermentar se puede producir un líquido, conocido como “Té Bokashi”. Deberás retirar periódicamente este líquido, inclinando la compostera hacia adelante y abriendo la válvula de despiche. ¡No botes este líquido! Puedes usarlo para desodorizar tus desagües, o diluirlo (una cucharadita de té en un litro de agua) para fertilizar tus plantas.

Paso 5: A esperar

Una vez que hayas llenado tu compostera tendrás que esperar al menos dos semanas, evitando la tentación de abrir la compostera durante este tiempo para prevenir el ingreso de aire. Durante ese tiempo deberás seguir despichando el “Té Bokashi”, si se produce. Una vez pasado ese tiempo abre tu compostera. Físicamente parecerá que no ha ocurrido mucho, pero si se han producido cambios. La aparición de hongos blancos o un olor agridulce serán un buen indicador de que el proceso ha marchado bien. Hongos azules o verdes, o un olor putrefacto indicarán que algo ha ido mal con el proceso.

Paso 6: Del compost a tierra

Si el proceso ha ido bien retira el producto de tu compostera. Prepara un macetero o cualquier otro contenedor, agregando una capa de tierra, una capa de compost y una capa de tierra en partes iguales, como muestra la figura. ¡No plantes nada todavía! El pH de este compost es demasiado bajo y puede dañar tus plantas. Espera dos semanas hasta que se regule el pH. La biota de la tierra terminará el proceso y convertirá tu compost en tierra fértil. Por el contrario, si el proceso no anduvo bien, repite este mismo paso, pero agrega una buena cantidad de Bokashi sobre la capa de compost.